I, 8.4.4.2 - Morfología literaria: procedimientos formales


Crítica de la Razón Literaria
El Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura

Jesús G. Maestro
______________________________________________________________________________________________________________________

Índices





Morfología literaria: procedimientos formales

Referencia I, 8.4.4.2




CC0 0.1
El estudio de las formas literarias es quizá una de las categorías del comparatismo que mejores y más amplias condiciones ha ofrecido para ser abordada desde los presupuestos de las teorías de la literatura desarrolladas a lo largo del siglo XX. Sin embargo, ha de advertirse, desde el Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura, que las teorías literarias basadas en el formalismo incurren en un teoreticismo inaceptable, de raíces popperianas, en virtud del cual se sacrifica la interpretación de las ideas objetivadas en los materiales literarios en favor de análisis formales que, con frecuencia, se agotan en sí mismos. Acerca de los procedimientos formales de la obra literaria es igualmente válido lo que hemos sostenido a propósito de los géneros, y que constituye el principio metodológico fundamental de la diferencia disciplinar entre la Teoría y el Comparatismo literarios: el concepto, la expresión sistemática y categorial, en este caso de la morfología, es asunto de la Teoría de la Literatura, mientras que el estudio crítico y relativo —por relación comparativa— de su realización en la Historia, a través de obras, autores, culturas y períodos diferentes, es objeto de la Literatura Comparada.

Sostiene Guillén que las formas no dividen, sino unen. Con las mismas razones, lo contrario podría afirmarse con igual impunidad. Para el Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura, lo que une (apotéticamente), o separa (paratéticamente), no son las formas, sino las operaciones llevadas a cabo por un sujeto gnoseológico —y operatorio— mediante el uso de la razón. Unir —y separar— en la interpretación literaria las posibles analogías morfológicas dadas entre materiales literarios diferentes y distantes ha de ser sin duda una de las operaciones primordiales de esta categoría del comparatismo literario, y a este propósito sirven los conocimientos procedentes de dominios tan afines como la teoría literaria.

De modo acaso aún más explícito se ha pronunciado Marino, en 1988, al declarar abiertamente su propósito de identificar en una sola disciplina científica la Teoría de la Literatura y la Literatura Comparada, de modo que la morfología, como categoría tradicional en el estudio del comparatismo, quede definitivamente asumida en los presupuestos de la teoría.

Les études habituelles de littérature comparée relèvent d’une théorie littéraire dans la plupart des cas implicite, dont la teneur européocentrique, ethnocentrique est évidente. Il s’agit de “renverser” cette situation et d’élaborer une théorie littéraire explicite, dont le contenu soit général, c’est-á-dire “universel”, à double titre: a) ayant comme point d’appui et de vérification l’ensemble des littératures, selon une méthode qui doit être mise au point; b) aboutissant à une théorie de la littérature, ou tout au moins à une synthèse théorique, capable de mettre en lumière en dernière instance la structure et le système, la morphologie et la phénoménologie, bref, l’esthétique et l’essence” de la littérature (Marino, 1988: 60).

Tras haber considerado de forma pretendidamente sistemática lo que cada una de estas estructuras formales representa, desde el punto de vista de la Teoría de la Literatura y sus modelos de comparatismo en las obras de arte verbal, Marino propugna el estudio de tales categorías morfológicas a través de las grandes configuraciones históricas de la literatura europea (Edad Media, Renacimiento, Barroco, Ilustración, Romanticismo, etc...), al que se refiere como uno de los caminos más estables y eficaces para la visión y el análisis comparativo de las obras literarias. Con anterioridad me he referido a los riesgos que entraña una reducción isovalente entre Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, que con frecuencia desemboca en el monismo formalista, limitado al texto como único o predominante material literario.




Referencia bibliográfica de esta entrada

  • MAESTRO, Jesús G. (2004-2015), «Morfología literaria: procedimientos formales», Crítica de la Razón Literaria. El Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura, Vigo, Editorial Academia del Hispanismo (I, 8.4.4.2), edición digital en <http://goo.gl/CrWWpK> (01.12.2015).


Bibliografía completa de la Crítica de la Razón Literaria





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...